Champiñones, buenos para todo: conoce sus beneficios
Champiñones, buenos para todo: conoce sus beneficios
29.11.2020 | Sursă: revistalove.es
115508

De los cientos de setas que podemos consumir, los champiñones son los más fáciles de encontrar y de cocinar; tanto por su facilidad para producirlos y por su resistencia. Por eso, prácticamente todo el año hay champiñones; aunque la mejor época para encontrarlos silvestres sea a finales de verano y principios de otoño.

A la plancha, guisados, fritos, en papillote o en ensalada, están ricos de todas formas y son muy sencillos de preparar. Se cocinan en seguida, pero también están deliciosos crudos.

Eso sí, para disfrutarlos de la mejor manera posible, recuerda que tienes que limpiarlos bien para evitar que la tierra que puedan tener te estropee el guiso. La mejor manera de limpiarlos es con un trapo húmedo. Debes evitar meterlos en agua mucho tiempo ya que si lo haces corres el riesgo de que pierdan sabor.

¿Cómo son?

Los silvestres son más aplanados y de tallo más largo; mientras, los producidos de forma intensiva, que son los que solemos encontrar en los súper, son más achatados y de tallo corto y redondeado. Estos últimos son los champiñones de París, llamados así porque se empezaron a cultivar en las canteras antiguas de esta ciudad.

Hay tantas variedades que es muy fácil encontrar la adecuada para cada plato que queramos cocinar. Su uso está muy extendido por lo que encontrarlos en tu supermercado de confianza no debería ser un problema. Eso sí, conviene tener en cuenta que se trata de un producto muy perecedero por lo que conviene consumirlo uno o dos días después de adquirirlo.

¿Cómo te sientan?

Como el resto de la familia de setas, los champiñones son bajos en grasa; de hecho, no llegan a las 25 calorías por

cada 100 gramos. También, ricos en sustancias antioxidantes, como carotenos. También aportan vitaminas del grupo B, potasio (diurético) y fósforo (para reducir el estrés). El champiñón, concretamente, contiene unas sustancias que ayudan a nivelar la glucosa, por lo que son más que recomendables para los diabéticos.