Alimentos para ayudarte si padeces migraña
Alimentos para ayudarte si padeces migraña
27.11.2020 | Sursă: revistalove.es
77962

Más de 300 millones de personas en el mundo sufren de migrañas. Pero hay que saber diferenciar. Y es que cualquier dolor de cabeza no tiene porqué tratarse de una de estas dolorosas y molestas migrañas. Es un tipo de dolor que puede ocurrir con síntomas como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz y al sonido. En muchas personas, se siente un dolor pulsátil únicamente en un lado de la cabeza, a la altura de las sienes.

La tasa de mujeres triplíca a la de los hombres y además variará según el ciclo hormonal en el que se encuentre la mujer, por ejemplo en la menopausia los dolores migrañosos suelen ser más intensos. Según la OMS, las migrañas son una de las 20 enfermedades más discapacitantes que existen. Toma nota de tres alimentos que pueden ayudarte a mantener el dolor de cabeza a raya.

Tres alimentos beneficiosos contra las migrañas

1. FRESAS. Las frutas son en general un aliado estupendo para luchar contra la migraña, sobre todo las rojas y en especial las fresas son una estupenda fuente para su prevención.

2. JENJIBRE. Ayuda a tener una mejor circulación sanguínea, combate las naúseas y resulta un remedio muy eficaz y completo. Es el analgésico más natural.

3. LIMÓN. Los alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos, pomelo, naranja y sobre todo el limón añadidos al agua que tomes a lo largo del día, te ayudarán a mantenerte hidratada un punto muy importante para aliviar las molestias.

Mejor a distancia

Chocolate.

Café, mejor pásate al descafeínado.

Vino Tinto, con aminoácido tiramina y fenoles, ambos producen dolor de cabeza.

Carnes, sobre todo cerdo y venado.

Aguacate y plátanos maduros.

Tratamiento para combatirla

Uno de los últimos descubrimientos para las personas que sufran de migrañas con asiduidad se ha descubierto casi por casualidad. Se trata del bótox, inyectado de modo subcutáneo, a nivel poco profundo con una aguja muy pequeñita es suficiente.

Los especialistas que lo han puesto en práctica, inyectan el bótox en los músculos de la frente, del cuero cabelludo y del cuello; incluso en ocasiones en la zona de los hombros. Los efectos de esta terapia con esta sustancia no es definitiva. Se debería realizar cada tres meses aproximadamente.